Kay Parker, una camarera de pisos muy cachonda

A esta trabajadora de hotel de carretera le encanta limpiar algo más que las habitaciones… A Kay Parker le encanta tanto su trabajo que interactúa con los clientes del hotel follándoselos en sus propias habitaciones. Los provoca con esa ropita tan sexy que lleva y acaba echándose encima de ellos para que le metan su enorme y caliente polla por su coño maduro y experimentado. ¡Cómo disfruta la muy perra! El sueldo no será muy bueno, pero las folladas lo compensan.